APCBOLIVIA | Deuda externa manipulada en escenario electoral de Bolivia

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Deuda externa manipulada en escenario electoral de Bolivia



(Prensa Latina. Jorge Petinaud).- Los malos augurios numéricos de la más reciente encuesta sobre intención de voto con vista a los comicios generales de octubre llevan hoy al candidato opositor Carlos Mesa a manipular la deuda externa de Bolivia.
'Mesa: la deuda ext actual es la más alta de la historia'.

'Pedraza, hace 10 días: el % de la deuda externa actual es razonable'.

'La deuda actual es de 25% respecto al PIB. La deuda con Mesa fue de más de 50%'.

'Sabemos que su fuerte no es la economía, pero al menos pónganse de acuerdo', escribió el 18 de septiembre en su cuenta de Twitter el ministro de Comunicación, Manuel Canelas.

De esa forma, Canelas reflejó las contradicciones entre el líder de Comunidad Ciudadana y el aspirante a la vicepresidencia por esa agrupación en las elecciones programadas para el 20 de octubre.

La afirmación de Mesa apareció en las redes sociales apenas 24 horas después de la publicación de un sondeo nacional de intención de voto que situó al mandatario, Evo Morales, con 21,9 puntos de ventaja sobre él.

Difundida por una red de medios televisivos y elaborada por la encuestadora Viaciencia, el estudio da al mandatario y candidato del gobernante Movimiento al Socialismo una preferencia electoral de 43,2 puntos porcentuales, lo cual refleja un crecimiento en relación con agosto (39,1 por ciento). Una tendencia inversa se observa en el caso de su más cercano seguidor, Mesa, quien de 22,0 por ciento en el mes anterior descendió ahora a 21,2 unidades sobre 100, siempre según Viaciencia.

Permanece en tercera posición con 11,7 por ciento el representante de Bolivia Dijo No, Oscar Ortiz, en cuyo caso se reafirma la tendencia de arrebatar votos a Mesa, pues en agosto alcanzó 9,5 puntos porcentuales.

Las cifras publicadas a 34 días de los comicios, indican que el actual mandatario podría lograr su reelección en primera vuelta, pues según la legislación vigente para alcanzar ese objetivo requiere un 40 por ciento de las papeletas y al menos 10 puntos de ventaja en relación con el ocupante del segundo lugar.

Viaciencia realizó este sondeo urbano-rural entre el 2 y el 11 de septiembre para la alianza de medios televisivos privados Unitel, PAT, red Uno y Bolivisión.

El universo consultado incluyó a dos mil 647 personas de los nueve departamentos del país.

LA MANIPULACION

Mesa sostuvo en su cuenta de Twitter que 'el MAS nos está dejando la deuda externa más alta de nuestra historia: más de 10.000 millones de dólares que los bolivianos tendremos que pagar en décadas, postergando el desarrollo. Mucho dinero se perdió en corrupción, despilfarro y la deuda con China crece exponencialmente'.

Al respecto, el viceministro del Tesoro y Crédito Público, Sergio Cusicanqui, calificó de falso y sesgado el análisis del candidato de Comunidad Ciudadana.

'Lo que ha escrito el señor Mesa es falso en el sentido de que él se olvida de lo que ha sucedido en su Gobierno para empezar y hace un análisis sesgado de lo que es la deuda externa', advirtió Cusicanqui en entrevista a la Red Patria Nueva.

Explicó el vicetitular que la deuda externa no solo se debe mirar desde los montos en términos absolutos, sino contrastarse con los índices del producto interno bruto (PIB) 'para tener un dato más cercano a la realidad y ser comparable a nivel internacional'.

Datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas confirman que en mayo de 2019 el saldo de la deuda externa pública de Bolivia fue de 10 mil 302 millones de dólares, equivalente al 23,6 por ciento del PIB.

Este indicador está muy por debajo de los límites fijados como punto de equilibrio por los organismos internacionales, lo cual confirma la sostenibilidad económica del país desde este punto de vista respecto a los gobiernos anteriores a 2006, fecha de la llegada al poder del presidente Morales.

Según Cusicanqui, ese índice está por debajo de lo que establecen los foros financieros internacionales para calificar como alto el endeudamiento, por lo cual deploró que Mesa olvide que durante su mandato como presidente (2003-2005) el índice de la deuda externa superó los 50 puntos porcentuales respecto al PIB.

De acuerdo con las estadísticas, en 2004, durante la gestión gubernamental de Mesa, la deuda externa de Bolivia llegó a cinco mil 46 millones de dólares, lo que significó el 50 por ciento respecto al PIB, 10 por ciento menos que los cinco mil 772 millones de dólares que alcanzó la administración de Hugo Banzer (1971-1978), cuando se registró un nivel récord.