APCBOLIVIA | Pacto de Unidad celebra Día de la Revolución Agraria Productiva Comunitaria con la firma y promulgación de decretos en favor de pequeños y medianos productores

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Pacto de Unidad celebra Día de la Revolución Agraria Productiva Comunitaria con la firma y promulgación de decretos en favor de pequeños y medianos productores



(APC Bolivia. Cochabamba. Mildred Rocío Huarachi).- Este 14 de agosto fue un día histórico para los pequeños y medianos productores del Estado Plurinacional de Bolivia, debido a que el presidente, Evo Morales, promulgó decretos supremos para la ejecución de cuatro programas de fomento a la producción agrícola y de frutas tropicales con una inversión de 1.170 millones de bolivianos, programada para la inversión en los próximos cinco años.

| Fotos

A la cabeza de sus ejecutivos y autoridades, miembros de las cinco organizaciones sociales del Pacto de Unidad, se reunieron en la sede del Parlamento de la Unión de Naciones Suramericanas, del municipio de San Benito, de la ciudad de Cochabamba para ser partícipes del importante evento.



Los decretos promulgados tienen como principal objetivo reducir la importación de alimentos, la fuga de divisas al exterior y la preparación para la ejecución de un plan de exportaciones de productos agropecuarios, fortaleciendo la economía comunitaria, los mismos fueron entregados a Segundina Flores, Ejecutiva Nacional de la CNMCIOB Bartolina Sisa.



En esta oportunidad, el primer mandatario de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma, recomendó que se deben aunar los esfuerzos entre productores y Estado, para sustituir la importación de productos y así evitar la fuga de divisas: “hemos empezado, por ejemplo, con el gas licuado de petróleo, úrea, pero no es suficiente, por eso se comenzó a sustituir la importación de alimentos y ahora hay que buscar su exportación”, manifestó.



Segundina Flores, Ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa, en este evento importante destacó que los decretos son para mejorar la producción agrícola, y que las organizaciones del pacto de Unidad, trabajaron para lograr su aprobación: “estos decretos lo trabajamos el Pacto de Unidad, junto a las entidades correspondientes para los pequeños y medianos productores campesinos indígenas originarios de estas cinco organizaciones, que somos la vanguardia de toda la producción agrícola”, manifestó.



Uno de los beneficios de los decretos firmados es el fomento a la producción de trigo, para la que se invertirán 757.3 millones de bolivianos con miras a aumentar el cultivo de ese alimento a 903.000 toneladas anuales, hasta 2023.



“Realmente para nosotros como pueblos del oriente y amazonia CIDOB estamos agradecidos, esto es algo que estábamos necesitando, que por el derecho constitucional merecemos los pueblos indígenas, tenemos más de 20 millones de hectáreas tituladas, y en ese marco todos nuestros territorios tienen potencial productivo, pero no teníamos la posibilidad institucional para poder acceder a programas de desarrollo productivo para nuestros territorios indígenas, hoy se ha consolidado todo eso con una voluntad directa de corazón de nuestro hermano Presidente ha firmado estos decretos”, indicó Pedro Vare, Presidente de Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia CIDOB.



Para impulsar la producción de frutas como durazno, manzana, palta y chirimoya el Gobierno invertirá 169.3 millones de bolivianos, la finalidad es la de eliminar paulatinamente la importación de 37.000 toneladas anuales de esos productos, que actualmente se realiza.



Por su parte, Jacinto Herrera, Secretario Ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia “CSUTCB”, resaltó que en Bolivia se necesita fomentar la producir de alimentos naturales: “La producción es nuestro recurso renovable, nunca se va acabar vamos a seguir produciendo como sector campesino de manera orgánica, para garantizar el mercado interno, y también con miras a la exportación”, manifestó.



Bajo estos decretos firmados, también se tiene previsto la creación de un programa de respaldo a la producción de cacao con una inversión de 152 millones de bolivianos.



“El apoyo a los programas productivos es una fortaleza para los ayllus y marcas del Qullasuyu, como para todos los sectores que son productores, debemos sentirnos orgullosos como sectores campesinos indígenas originarios porque con nuestro trabajo alimentamos a toda la población”, indicó por su parte, Cresencio Yavi, Jiliri Apu Mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyu.



Con los decretos firmados se espera que más de 3.325 productores mejoren sus condiciones de producción, 1.573 hectáreas con riego y manejo de frutales, 775 hectáreas nuevas con tecnología de parcela segura.



En representación de la confederación de comunidades interculturales, Henrry Nina, Secretario Ejecutivo, manifestó que la firma de los decretos en favor de los pequeños productores será histórico para la revolución productiva: “nuestros productos son valorados, porque Bolivia desde 2005 dejo de ser capitalista, antes había decretos que se manejaban para saquear nuestros recursos naturales y nos sometían a bajar el precio, hoy en día el precio de nuestros productos han sido justos durante estos trece años, por eso Bolivia y nosotros, como productores, estamos saliendo de la pobreza, en el camino de nuestra revolución pedimos tecnología productiva para el pequeño productor campesino”, argumentó.



Así mismo, el cuarto de los decretos promulgados, fortalecerá y elevará la producción de cinco frutas amazónicas: castaña, nuez, copuazú, asaí y majo, para lo cual se decretó una inversión de 90 millones de bolivianos



La ayuda económica para los sectores productivos de Bolivia, es importante para la agricultura familiar sustentable que se caracteriza por la relación del trabajo familiar y los recursos productivos disponibles como estrategia que diversifica la producción en armonía con la Madre Tierra, para garantizar la soberanía alimentaria de las futuras generaciones.



En el Estado Plurinacional de Bolivia los pueblos indígenas y los productores campesinos, son propietarios de la tierra que trabajan, por lo tanto, junto a familias realizan las tareas vinculadas a la producción, que alimenta a las familias de la ciudad.



La agricultura de los pueblos indígenas campesinos originarios, y la economía comunitaria, tiene una importante incidencia en la economía de Bolivia, ya que, según datos estadísticos representa el 13% del PBI.



Iván Canelas, Gobernador del Departamento de Cochabamba, presente en la firma de los Decretos Supremos hacia la Agricultura Comunitaria, mencionó: “si nuestros hermanos del campo no producen, los hermanos de la ciudad no comen”, puntualizó la autoridad resaltando el trabajo de las autoridades del Estado, para el mejoramiento del sector productivo.



Mujeres Bartolinas de la Federación Departamental de Oruro, presentes en la firma de los decretos, como principales productoras agrarias comunitarias.



La presencia de la música autóctona, acompañó el festejo de las organizaciones sociales, en este día histórico para la producción agrícola comunitaria.



Miembros de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia -Bartolina Sisa, coincidieron en señalar que: “El Trabajo conjunto de las organizaciones sociales tuvo frutos, ahora lo estamos recibiendo con la firma de estos decretos”, indicó Bartola Puma, Secretaria de Desarrollo Productivo.



La promulgación de estos decretos y el decidido apoyo de parte del Estado a la producción comunitaria desató la alegría y el festejo de las organizaciones presentes, acompañados de la música autóctona de Cochabamba.



De igual manera, Leonilda Zurita, dirigente histórica de Bartolina Sisa, se sumó a este evento indicando que en Bolivia los sectores sociales van trabajando por una Soberanía Alimentaria que busca el desarrollo sustentable, sin pobreza, respetando a la Madre Tierra, produciendo, compartiendo y disfrutando los bienes y alimentos saludables y de calidad.



La Soberanía Alimentaria concede al Estado Plurinacional de Bolivia, a sus pueblos y comunidades el derecho de decidir sobre las políticas alimentarias y agrarias, por sobre las exigencias de los mercados internacionales y los negocios corporativos, ubicando a las personas locales que producen y consumen los alimentos como los principales gerentes de los sistemas alimentarios.



Representantes de la organización de comunidades interculturales del Norte de La Paz presentaron las futas y derivados que producen en esta importante región que cuenta con un potencial productivo alto. Marilin Arapeño, Ejecutiva Departamental de Mujeres Interculturales de La Paz y Beimar Mamani, Alcalde de Palos Blancos y Presidente de AGAMDEPAZ, estuvieron presentes en este importante evento.



La riqueza de los productos sanos, aportan a la soberanía alimentaria de Bolivia.



Representante del sector productivo del Departamento de Potosí, la nación quechua presente en San Benito.



Representantes del Sector Productivo del Departamento de La Paz. La nación Aymara presente en San Benito.



La mujer productora es la fortaleza y pilar fundamental de una Bolivia digna, productiva y soberana.



De esta manera, los sectores productivos comunitarios junto a sus organizaciones sociales y el Estado, rindieron honor al Día de la Revolución Agraria, Productiva y Comunitaria, con la firma y promulgación de los cuatro decretos, que beneficiaran al pequeño y mediano sector productivo del Estado Plurinacional de Bolivia.