APCBOLIVIA | Bolivia: Oposición pretende dispersar el voto para debilitar el Proceso de Cambio

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Bolivia: Oposición pretende dispersar el voto para debilitar el Proceso de Cambio



(ALAI. Emilio Hurtado Guzmán).- Los candidatos de los partidos de derecha, como parte de un plan, aparentan ser adversarios entre sí mismos y se acusan entre ellos de ser aliados del Movimiento al Socialismo (MAS), con el propósito de reducir los votos de Evo Morales y dispersarlos entre ellos, en las próximas elecciones generales de octubre. Con esto pretenden, no necesariamente ganar las elecciones, sino obtener una representación significativa en la Asamblea Plurinacional para debilitar el Proceso de Cambio y al gobierno del presidente Morales en una nueva gestión.

Guerra verbal de la oposición

Desde el 27 de marzo pasado, Carlos Mesa, candidato del partido Comunidad Ciudadana (CC), y Oscar Ortiz, candidato por Bolivia Dice No (BDN), se han enfrascado en una disputa. El periódico cruceño El Día en una nota del 31 de marzo repara que “la primera ‘guerra electoral’ (del año) no ha tenido como protagonista al partido de gobierno ni a su candidato Evo Morales, sino que ha empezado a confrontar a los dos principales opositores para tratar de arrebatar el poder al Movimiento al Socialismo”.

Rafael Quispe y Wilson Santa María diputados opositores, que se enfilaron al nuevo partido BDN, denunciaron que Mesa recibió un monto de más de un millón de bolivianos por viáticos, pasajes y otros durante su cargo como vocero de la demanda marítima. Mesa, respondió que él no recibió ni un centavo, que fue Diremar la institución que pagó sus pasajes y viáticos.

Mesa sintiéndose atacado interpuso una demanda contra Quispe y Santamaría por “tergiversar y difamar” con un afán meramente electoralista. El tema no quedó ahí, Oscar Ortiz mandó un mensaje a Carlos Mesa emplazándole a que lea la Constitución. “No sé a qué ataque se refiere, si creen que cumplir con la fiscalización es un ataque entonces no se han enterado qué es la democracia y les falta leer la Constitución”, expresó a los medios.

Tres meses después, Carlos Mesa denunció una guerra sucia en su contra promovida por el gonismo, el MAS y Ortiz. “Estamos ante la evidencia de una guerra sucia sistemática que no tiene límites y que en este caso tiene tres protagonistas”, afirmó el 31 de julio. Advirtió que “no caerá en los ataques de desprestigio”, como ocurrió con el tema de los 10 millones de dólares que supuestamente su partido había recaudado en kermeses para su campaña electoral, según anunció el vocero de Comunidad Ciudadana, Diego Ayo.

Mesa, también denunció que el MAS estaría atacando a sus aliados dando a conocer los procesos que tienen que enfrentar con la justicia, como el alcalde de La Paz, Luis Revilla acusado por las pérdidas materiales sufridas por el deslizamiento de relleno sanitario en Alpacoma, y el alcalde de Tarija, Adrián Oliva, acusado por irregularidades en la compra de cemento asfál

Ortiz respondió a Mesa en su cuenta de Twitter, “es curioso que Carlos D. Mesa acuse al gonismo, al masismo y a mi persona. Quien acompañó al gonismo fue él, no yo; quien acompañó al masismo fue él; y a quien le compraron el vicepresidente (candidato) fue a mí. Debiera festejar menos la compra de candidatos y vigilar mejor sus cuentas”.

Carlos Mesa, enfatizó sus acusaciones contra Ortiz, luego de que el 1 de agosto el vicepresidente Álvaro García Linera destacara el ascenso de BDN en las encuestas, a modo de análisis político. Carlos Mesa indicó que hay “descarados acuerdos” entre el MAS, el gonismo y el partido de Oscar Ortiz. “Descarados acuerdos entre el MAS, el gonismo y BDN se expresan ahora en el anuncio que hace García Linera de una “sorpresa electoral” que daría Ortiz. Ya no se necesitan más pruebas”, publicó el candidato en su cuenta de Twitter.

Continuando la guerra verbal entre opositores, en una entrevista trasmitida en un programa por internet denominado “Detrás de la Verdad”, según reportó la Agencia Boliviana de Información (ABI) el 5 de agosto, el representante del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, recordó: “El candidato presidencial de Comunidad Ciudadana, le debe una disculpa a los cruceños por llamarnos provincianos en 2004, cuando era presidente del Estado”. Camacho manifestó que Santa Cruz tiene todavía muchas heridas abiertas por las declaraciones de Mesa quien nunca tuvo la humildad de disculparse. El dirigente cruceñista advirtió que Mesa tendrá problemas en Santa Cruz si quiere ganar con los votos de los cruceños, y que el voto lo juzgará en las elecciones generales de octubre.

Varios partidos, una sola fuerza política

Este escenario de aparente confrontación entre partidos políticos en general con miras a los comicios de octubre, que se intenta visibilizar a través de los medios de comunicación, en realidad es parte de un plan de todos los partidos de derecha, que en realidad son una sola fuerza política.

El plan de la derecha opositora, intenta demostrar falsamente que el MAS es un partido como cualquiera de los otros, es decir, con todos los defectos por los que se han caracterizado los partidos tradicionales desde la época de la democracia pactada; intenta demostrar que es un partido oportunista como el resto, que hace acuerdos con cualquier frente, no importando su proyecto político, aunque éste sea de derecha.

Este plan tiene efectos en la población bajo la lógica de los fake news, en la cual han ingresado los grandes medios de comunicación vinculados a intereses extranjeros. Así, transmiten todo lo que dice Carlos Mesa y Oscar Ortiz, con un enfoque que los refleja como adversarios irreconciliables, que no se aliaran después de las elecciones generales. Por lo contrario, hacen un esfuerzo por mostrar “pruebas” de una posible alianza entre Carlos Mesa y Evo Morales, u Oscar Ortiz y Evo Morales.

El plan de la oposición es reducir el voto del MAS y dispersarlo entre todos los partidos de derecha. ¿Qué es lo que conseguirán con esto? Son conscientes a estas alturas del año, cuando ya se aproximan las elecciones, que no ganarán, pero están apostando por reducir la fuerza del partido gobernante, que será nuevamente el MAS, en la Asamblea Plurinacional.

Luego de las elecciones de octubre, todos los partidos de oposición se unirán para hacerle la guerra al MAS en la Asamblea Plurinacional. Quieren repetir la misma historia que está sucediendo en Venezuela con Juan Guaidó. Reduciendo la fuerza del MAS en la Asamblea Plurinacional, la derecha estancará los proyectos de industrialización y de desarrollo nacional. Paralelamente intentará crear odio entre la población y violencia en las calles como ya sucedió en 2008 y 2009, para, luego de la intervención policial y la manipulación de la información, acusar al gobierno de violar los derechos humanos. Posteriormente (como ya sucedió en Venezuela), le tocará el turno al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien “preocupado por la situación en Bolivia”, impondrá sanciones económicas y financieras al país y organizará una intervención militar junto a sus aliados neoliberales latinoamericanos.

Es necesario afirmar que el momento que estamos viviendo, es de alta responsabilidad para todos los bolivianos. Al momento de ir a las urnas, este 20 de octubre, todos debemos estar conscientes de que solamente hay dos opciones: la continuidad del crecimiento económico, el desarrollo, la estabilidad social y la redistribución de la riqueza hacia los sectores populares que se manifiestan con el gobierno del MAS; o, la dependencia económica, política y militar, el subdesarrollo, la inestabilidad social y la privatización de las empresas estatales y los recursos naturales, que es lo que pretenden los partidos de derecha como Comunidad Ciudadana y Bolivia Dice No, y que en el pasado ya lo hicieron posible bajo otras siglas; porque no importa un voto por cualquier partido, después de las elecciones todos se aliaran contra el MAS, aunque ahora hacen un esfuerzo por engañar a la ciudadanía.

Comunidad Clara Chuchío, Santa Cruz – Bolivia, 7 de agosto de 2019

Fuentes consultadas

“Batalla electoral entre los candidatos Carlos Mesa y Oscar Ortiz”. El Día, Santa Cruz, 31 de marzo de 2019.

“Carlos Mesa denuncia guerra sucia del “gonismo”, Oscar Ortiz y el MAS”. La Razón Digital, 31 de julio de 2019.

“Mesa ve un “descarado acuerdo” entre el MAS y Ortiz tras análisis de García sobre las encuestas”. La Razón Digital, La Paz, 1 de agosto de 2019.

“Comité Pro Santa Cruz dice que Mesa debe disculparse con los cruceños por llamarlos provincianos”. Agencia Boliviana de Información (ABI), La Paz, 5 de agosto de 2019.

-Emilio Hurtado Guzmán es periodista e investigador social independiente. Coordinador del colectivo Pensar Cruceño.