APCBOLIVIA | Central Obrera Boliviana, por los trabajadores y el pueblo

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Central Obrera Boliviana, por los trabajadores y el pueblo



(Prensa Latina. Rosmerys Bernal Piña *).- La Central Obrera Boliviana (COB) juega desde su fundación, en 1952, un rol protagónico en el desarrollo de la historia del país y ahora acompaña el Proceso de Cambio impulsado por el presidente Evo Morales.

La organización que representa a los obreros, campesinos, profesionales, trabajadores asalariados, independientes, del campo y la ciudad, estudiantes, universitarios y amplios sectores populares celebró recientemente su primer encuentro nacional de ex y actuales dirigentes para analizar la situación en Bolivia y a nivel internacional.

Sindicalistas de los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Tarija, Oruro y La Paz se dieron cita 14 y 15 de marzo con el objetivo de intercambiar experiencias y elaborar documentos políticos.

Los participantes en el evento ratificaron su respaldo al líder boliviano y a la Revolución Democrática Cultural que se vive en esta nación sudamericana desde 2006.

En los 13 años de gestión del Gobierno de Evo Morales se evidencian logros como el mejoramiento de la calidad de vida de todos los sectores de Bolivia, la estabilidad política y social, y éxitos económicos reconocidos por organismos internacionales. 

Saturnino Pinto, exdirigente cruceño, resaltó la necesidad de desarrollar un trabajo de promoción de la Revolución Democrática y Cultural con los jóvenes, quienes 'están expuestos al bombardeo ideológico de los medios de comunicación de la derecha'.

El secretario de Seguridad Social de la Federación de Mineros, Mamerto Coyochea, explicó que se ha determinado el apoyo al proceso de cambio y el impulso al desarrollo del país.

Los nuevos y antiguos dirigentes de COB coincidieron en la importancia de fortalecer el papel histórico de esta institución en defensa de los intereses de los trabajadores y del pueblo en general.

El año pasado, Morales recordó que esta entidad nació con la consigna de luchar contra el capitalismo y acabar con la opresión de los obreros.

'Una COB que hizo mucha historia y seguirá, mientras haya principios, valores, compromiso por nuestra querida Bolivia y con la unidad', manifestó el jefe de Estado.

Los miembros de la Central Obrera han protagonizado los procesos revolucionarios de esta nación sudamericana, así como la lucha por la democracia, contra las dictaduras y los gobiernos neoliberales, con una elevada conciencia social.

María Elsa Crispín, maestra de profesión con más de 33 años de trabajo, y exmiembro de la Central, recordó que 'los primeros sindicatos y organizaciones obreras tuvieron un carácter revolucionario (...) con un alto contenido de clase, y una formación ideológica muy importante, lo cual ha dado lugar a la conducción política en este país'.

El 17 de abril de 1952 se creó este órgano político sindical para conseguir la libre autodeterminación del pueblo, la integración e inclusión de los grupos étnicos, y la lucha tanto por los intereses como por las necesidades de la sociedad.

Además, se luchó desde el inicio por la soberanía del Estado, la defensa del desarrollo industrial y diversificación económica para acabar con el atraso y la pobreza.

En los primeros años de esta institución, la clase trabajadora no tenía libertad de pensamiento, los obreros eran explotados, los dirigentes perseguidos, reprimidos, castigados y exiliados por defender los derechos del pueblo boliviano.

Guillermo Dalence, exdirigente de la Federación de Mineros, pertenece a la generación que peleó contra las dictaduras y el neoliberalismo.

Basado en su experiencia, asegura que el gran desafío de los jóvenes hoy es construir la revolución, mantener los cambios y defender los logros de los últimos años.

'Tenemos la obligación de trasmitir a los nuevos dirigentes nuestras experiencias y el papel que deben tener ellos en este contexto', añadió.

Asimismo José Montesinos, extrabajador minero y presidente de la comisión organizadora, expresó que 'el pasado construye el presente, y este presente es para el futuro', mientras resaltó la importancia de los encuentros entre las antiguas y nuevas generaciones.

En su opinión, 'lo que nos corresponde a los viejos dirigentes es decirles a los compañeros de la COB que peleen por conservar las conquistas: la liberación del pueblo boliviano, por mejores salarios, a favor de la seguridad social y médica para todo el pueblo'. 

Sobre la atención médica, se refirió específicamente a la implementación del Sistema Único de Salud, iniciativa del Gobierno de carácter universal, gratuito y de calidad que beneficia a más de la mitad de la población.

Por su parte Roberto Carlos Dalence, comunicador social de Oruro y actual miembro de la COB, resaltó la importancia del intercambio con antiguos dirigentes, y la posibilidad que ofrece este evento de analizar la situación económica, política y social en Bolivia.

Durante el debate se recordaron las luchas sociales a lo largo de los años, por las que muchos trabajadores entregaron sus vidas y fueron víctimas de torturas o cárcel.

A nivel nacional se planteó que la COB debe organizar comisiones permanentes para monitorear la actividad económica en el país, la ejecución de políticas sociales y la formación tanto ideológica como política de los trabajadores y el pueblo.

Otro de los resultados del encuentro fue el impulso de la solidaridad internacional, con el acuerdo de apoyar a los pueblos de Venezuela, Cuba y Nicaragua en la lucha contra las acciones injerencistas de Estados Unidos y sus aliados.

Los participantes ratificaron que los trabajadores y el pueblo bolivianos son protagonistas y beneficiarios de este Proceso de Cambio, por lo cual cada uno de los nacionales tiene el deber de profundizarlo.