APCBOLIVIA | Presidente y mujeres "Bartolina Sisa" delinean acciones para mejorar la soberanía alimentaria y reiteran apoyo al nuevo sistema de salud

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Presidente y mujeres "Bartolina Sisa" delinean acciones para mejorar la soberanía alimentaria y reiteran apoyo al nuevo sistema de salud



(ABI).- El presidente Evo Morales y dirigentes de la Confederación de Mujeres Originarias, Indígenas y Campesinas 'Bartolina Sisa' sostuvieron el sábado por la mañana una reunión para delinear las acciones a ejecutarse este año para mejorar la soberanía alimentaria del país.

"La Confederación Bartolina Sisa está pendiente de mejorar la soberanía alimentaria, en la producción, en cómo podemos mejorar el tema de alimentación", informó la dirigente campesina Segundina Flores al salir de la Casa Grande del Pueblo.

Con ese objetivo, Flores anunció una serie de reuniones con los ministros del área económica y productiva, para planificar la ejecución de proyectos agropecuarios en todo el país en coordinación con las organizaciones campesinas.

El buen desempeño del sector agropecuario impulsó el crecimiento económico de Bolivia, de 4,04% al tercer trimestre de 2018, mayor al 3,82% registrado en similar periodo de 2017, según datos del Instituto Nacional de Estadística

Por otro lado, Representantes de la Confederación de Mujeres Originarias, Indígenas y Campesinas Bartolina Sisa, de Bolivia, ratificaron hoy aquí su apoyo a la implementación del Sistema Único de Salud (SUS).

Tras una reunión con el presidente boliviano, Evo Morales, en la Casa Grande del Pueblo (sede del Gobierno), la dirigente Segundina Flores, ejecutiva nacional de esa confederación, según Prensa Latina, anunció que las compañeras bartolinas y las mujeres indígenas originarias de todo el país acompañarán los avances del SUS.

El próximo miércoles el Gobierno promulgará la Ley del Sistema Único de Salud, aprobada este 15 de febrero por la Cámara de Senadores, para su implementación el 1 de marzo.

La normativa modifica la Ley número 475 de Prestaciones de Servicios de Salud Integral del Estado Plurinacional de Bolivia, promulgada el 30 de diciembre de 2013, la cual garantiza la atención médica solamente a mujees embarazadas, niños menores de cinco años, adultos mayores y personas con discapacidad.

Con el SUS se extienden tales beneficios al resto de la población, según datos oficiales unos cinco millones 600 mil bolivianos que en la actualidad no cuentan con seguro médico, ni están en condiciones de atenderse por la vía privada.

Esta iniciativa de carácter universal, gratuito y de calidad, se implementará de manera gradual, y ofrecerá en sus inicios más de 300 prestaciones.

En octubre, el Jefe de Estado anunció que su Gobierno se encargaría de la construcción de hospitales y los tratamientos gratuitos, por un año, para pacientes con cáncer.

Se espera que, para junio de 2019, existan en Bolivia varios centros con capacidad de respuesta integral a esa temática.

También se reforzará el personal para la atención médica, según explicó la ministra de Salud, Gabriela Montaño.

En la actualidad, más de cuatro mil 500 profesionales de salud bolivianos se inscribieron para participar en este nuevo sistema de atención.

El SUS es una iniciativa del presidente Evo Morales, quien aboga desde hace varios años por universalizar los servicios médicos, y el proceso de preparación cuenta con el trabajo técnico del Ministerio de Salud, así como los aportes de autoridades departamentales, profesionales del sector y representantes del pueblo.

Del 24 de septiembre al 12 de octubre pasado, se realizaron en los nueve departamentos de la nación sudamericana, los Encuentros Por la Salud y la Vida, los cuales cimentaron las bases para la creación de un modelo mejor de atención y gestión médica.

Pese al interés del Gobierno por involucrar a toda la sociedad en el trabajo para la implementación del SUS, colegios y gremios de médicos de los diferentes departamentos realizan acciones en oposición a esa iniciativa.

Sin embargo, las autoridades bolivianas han reiterado su intención de establecer un diálogo con esos profesionales para que aporten sus experiencias en el campo de la medicina con la finalidad de garantizar el bienestar del pueblo.