APCBOLIVIA | Cal Orck'o: El camino de los dinosaurios en Bolivia

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Cal Orck'o: El camino de los dinosaurios en Bolivia



(Prensa Latina).- Hace 24 años un paleontólogo descubrió el yacimiento con las huellas de dinosaurio más extenso del mundo en una cantera en Sucre, departamento boliviano de Chuquisaca.

Aunque las pisadas fueron halladas en 1985 por unos mineros, no fue sino hasta 1994 que cobró importancia el sitio, cuando un equipo científico dirigido por el paleontólogo suizo Christian Meyer investigó el muro.

Meyer dijo que el descubrimiento de la pared de roca de un kilómetro de largo y 80 metros de altura, conocida como muro de Cal Orck'o (Cerro de Cal, en quechua), permitió 'documentar la alta diversidad de los dinosaurios mejor que cualquier otro sitio en el mundo'.

En su primera incursión el equipo registró más de tres mil pisadas de dinosaurio, conocidas como icnitas.

Años después encontraron cinco mil, incluyendo 462 caminatas, pertenecientes a 293 dinosaurios de más de 25 especies.

Las impresiones datan de alrededor de 68 millones de años, en el periodo Cretácico.

Los científicos consideran que los dinosaurios caminaban por el barro en el bosque hacia el lago en busca de agua.

Señalan también que hay muchas capas de huellas y posiblemente fósiles de dinosaurios que se extienden varios metros en la pared.

Entre las marcas se destaca la que simula el recorrido de un pequeño tiranosaurio por medio kilómetro, la cual está registrada como la caminata de dinosaurio encontrada más larga en el mundo.

Las huellas demuestran que por ahí pasaban en grupos estos animales de 25 metros de alto.

Además, el orden de las pisadas -las más pequeñas en el centro- hace pensar que ahí marchaban las crías protegidas.

Otra cuestión que vuelve interesante esta pared rocosa es que las cenizas volcánicas sepultaron el lago, pero aun así quedaron preservados los rastros de los reptiles de antaño.

Muchos alegan que el conjunto más espectacular es el perteneciente a una cría de dinosaurio nombrado 'Johnny Walker' por los investigadores porque abarca 347 metros de huellas.

Para preservar ese tesoro se inauguró en el 2006 un parque en el que se muestra la amplia colección de esculturas de dinosaurios de tamaño natural.

Con ese objetivo se han hecho trabajos de impermeabilización del muro para evitar que se desgaste por las lluvias. Tanto es el cuidado que ya se maneja la iniciativa de presentar al muro de Cal Orck'o como candidato a Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.