APCBOLIVIA | Llevarán ayuda para damnificados: Acercamientos del Gobierno con pueblo Weenhayek evita medidas de presión

APCBOLIVIA

Agencia Plurinacional de Comunicación

Llevarán ayuda para damnificados: Acercamientos del Gobierno con pueblo Weenhayek evita medidas de presión



(Nevo Sur).- El pasado fin de semana el pueblo Weenhayek anunció el bloqueo de la carretera Villa Montes-Santa Cruz, para exigir a las autoridades puedan hacer llegar su ayuda a las familias indígenas damnificadas por el desborde del río Pilcomayo.

El acercamiento del Viceministerio de Defensa Civil, para la entrega de la ayuda, evitó que ayer el pueblo indígena inicie medidas de presión.

El presidente de la Organización de Capitanías Weenhayek de Tarija Orcaweta, Moisés Sapiranda, explicó que tuvieron contacto con el viceministro de Defensa Civil, Carlos Bru, quien comprometió que en las próximas horas el Gobierno nacional hará llegar vituallas, alimentos y carpas a las comunidades indígenas, que fueron afectadas por los desastres naturales.

Mencionó que irán hasta la comunidad de Crevaux, en Yacuiba, para entregar la ayuda a los damnificados. Mientras tanto las familias indígenas están a la espera de carpas y otro tipo de ayuda.

Sapiranda informó que también autoridades de la Alcaldía de Yacuiba, en comisión, recorren las comunidades afectadas para determinar el daño total.

La autoridad indígena indicó que esperan llegue la mencionada ayuda para las familias weenhayeks afectadas.

Al momento el nivel del agua en el río Pilcomayo tiene una altura de 3,80 metros y en las últimas horas no se registraron daños.

Gobernación instaló hospitales móviles en comunidades damnificadas

El secretario de Pueblos Indígenas de la Gobernación, Felipe Moza, informó que instalaron hospitales móviles para atender a las familias afectadas por las riadas en el Chaco.

Explicó que hacia el margen derecho del río Pilcomayo las comunidades de Crevaux, La Mora y D´Orbigny fueron las más afectadas. En tanto, por el margen izquierdo el agua llegó a varias comunidades haciendo que la gente salga inclusive a pie, y hasta en caballo, de las zonas afectada sólo con lo que llevaban puesto, “una cosa dolora, ver a la gente sufrir en ese momento”.

En los hospitales móviles atendieron a las familias damnificadas, muchas de las cuales padecen enfermedades contraídas como consecuencia del desborde del río Pilcomayo.

Moza explicó que el sector ganadero es el más afectado, al punto que en algunos casos perdieron sus atajados porque se llenaron de barro.

Familias afectadas por desborde del río San Juan del Oro en la zona alta

El subgobernador de El Puente, Bartolomé López, y el subgobernador de Yunchará, Eleodoro Jurado, informaron de daños ocasionados por el desborde del río San Juan del Oro en la zona alta.

En la zona El Puente la Alcaldía realiza la evaluación de los daños ocasionados por el desastre natural; sin embargo, la mayor parte de los productores de cebolla, zanahoria, papa y maíz han perdido todo su cultivo.

López dijo que en esta semana se concluirá la evaluación de los daños y entonces se podrá gestionar ayuda necesaria, tanto para el ingreso de maquinaria a las comunidades como para la entrega de semilla y abono con el objetivo de paliar, en alguna medida, las pérdidas ocasionadas por la riada.

La autoridad indicó que los productores no esperan vituallas o alimentos, sino que se les pueda ayudar a restablecer la cosecha de productos.

La Subgobernación de El Puente cuenta con 300 mil bolivianos, recursos que se priorizarán para los trabajos con maquinaria en las comunidades afectadas. El subgobernador de El Puente también destacó la predisposición de la Gobernación para ayudar a los damnificados.

Jurado expresó el caso de Yunchará donde hay 250 familias afectadas por el desborde del río. Al momento recolectan alimentos en la Federación de Campesinos, además de otro tipo de ayuda.

Expresó que las principales tareas son habilitar caminos y restablecerla toma de agua en cada una de las comunidades.

Planteó que el tema debe ser tratado a nivel nacional al mencionar que si construyen defensivos, para que el agua no llegue hasta los cultivos, afectarán a regiones de los departamentos de Potosí y Chuquisaca.